Autónomos que trabajan en su domicilio

Tras la crisis sanitaria, muchos profesionales han dejado el local que ocupaban y trabajarán desde casa

Autónomos que trabajan en su domicilio

Si empieza a desarrollar su actividad económica desde su vivienda habitual, podrá deducirse en su IRPF los gastos de titularidad y suministros que correspondan a la parte que utilice para ese fin. En concreto:

  • Los gastos de titularidad podrá deducirlos en proporción a la superficie que utilice en la actividad.
  • Respecto a los gastos por suministros (agua, luz, gas, teléfono, etc.), Hacienda es más restrictiva: calcule también los que corresponden en proporción a la superficie utilizada, pero sólo podrá deducir el 30% de dicha parte proporcional.

El hecho de ser propietario del 100% del inmueble o de ser copropietario junto con su cónyuge no afecta a este cálculo. Pero si es copropietario junto con una persona que no es su cónyuge, sólo podrá deducirse los gastos de titularidad y suministros que correspondan a la habitación en la parte proporcional que corresponda a su participación en la vivienda.

 

Por último, también deberá tener en cuenta el impacto que esta situación tendrá en la  deducción por adquisición de vivienda habitual (si es que la está aplicando): dicha deducción dejará de ser aplicable por la parte proporcional de la superficie dedicada a la actividad.

 

 

Nuestros profesionales analizarán el impacto fiscal que, en su caso concreto, puede tener el  desarrollo de  la actividad en el propio domicilio.


¿Desea suscribirse al servicio de NEWSLETTER?
HAGA CLIC AQUÍ